domingo, 16 de febrero de 2014

See You Soon ♥

¡Hola chicas!

Sinceramente no sé de qué forma comenzar, pero supongo que la imagen lo dice todo; vengo a despedirme, sí, me retiro de los blogs, no sé por cuanto tiempo o si es definitivo.
Mi motivos son muy obvios en una primera instancia: la escuela. Tengo toda mi atención, ganas y energías puestas en ella, no es un calvario como piensan que debe ser jaja, aunque admito que me falta organizar bien mis horarios; por otra parte, mi segunda razón es sencilla y fácil de admitir... tengo un bloqueo desde hace tiempo al momento de escribir, hay muchas ideas pero ya no fluye igual que antes, ya no tengo más para ofrecerles, al menos en este tiempo.
Esto está siendo más difícil para mí de lo que pueden llegarse a imaginar, es un hobby que tomé muy en serio porque, hasta cierto punto, podría considerarlo un estilo de vida (cuando sientes gran atracción y pasión por la escritura). No sólo es difícil por ese amor a la escritura, sino también hacia todo lo que representa y significó en mi vida; conocí demasiadas personas gracias a mi primer FanFic o novela, como decidí llamarle... Something.
Puedo recordar perfectamente el día en que comencé a escribirlo: finales del mes de Julio, días antes de cumplir 18 años, por lo cual le hace más especial, ya que comencé a escribirla en los últimos días de la edad que más he disfrutado y en la única que puedo aceptar (aunque resulte increíble) me sentí feliz. Fue en una tarde lluviosa, no tenía internet, no tenía otra cosa que hacer pero antes ya había surgido en mí la inquietud de escribir algo; me encontré con la moda de FanFics en MetroFlog, esa red social que ha quedado en el olvido, pero ahí fue donde surgió todo. Comencé a escribir teniendo claro el curso que quería que fuera tomando mi historia, poniendome como reto escribir la vida de una chica, involucrada con The Beatles y la historia de éstos de principio a fin, sin importarme cuanto tiempo me tomara escribir todo aquel gran acontecimiento.
No sólo fue la moda que surgió en aquel momento lo que me incitó a escribir, también se debe al gran eclipsamiento que estaba sufriendo con The Beatles, a pesar de ser una banda que he escuchado desde siempre, fue hasta esa edad que la definí como mi banda favorita sobre todas las demás, en todo el mundo y de toda mi vida. Influyendo además dos cosas: el regreso de Paul McCartney a mi País (México) y probablemente, que eran tiempos en los que me encontraba vulnerable, así, su música me ayudó a llenar cierto vacío emocional, ustedes saben... la música puede lograr cosas inimaginables.
Incluso recuerdo que para mí cumpleaños publiqué el primer capítulo como adelanto de lo que sería la historia, y admito, me impresionó mucho el buen recibimiento que tuvo; me entusiasmaba que fueran llegando más y más lectores y de la misma forma, gustaran de aquello que escribía con tanta emoción; debo confesar que tanto me entusiasmaban sus halagos que llegué a sentirme la Diosa de los FanFics, asi escribiera bien o mal, aun con mi falta de confianza en las cosas que hago (porque soy una maldita insegura de mierda), al fin tenía algo con qué sentirme conforme.
Después llegaron más ideas que podían llevar a la historia por otros rumbos muy dispersos y fue así como surgió Jealous Guy, una historia a medias dedicada a John, porque lo amo, así nada más jaja. Después escribi Love Me Tender, nunca la publiqué y pocas chicas leyeron lo poco que tenía escrito en ella, la idea era escribir algo para Stuart (a quién aclamaron en something  de una manera considerable), es mi consentido ese chico; cuando lo escribí en el primer Fic  pensé que no sería más que un personaje secundario, pero descubrí que sin querer, le di cierta relevancia y me sorprendí al ver el impacto, por decirlo de algún modo, en ustedes. Después, entre mis locuras a medias e ideas no publicadas nació Whatever, esta historia que tiene como protagonistas a los hermanos Liam y Noel Gallagher, integrantes de la banda de BritPop Oasis, de mis bandas favoritas, debo agregar. No puedo quedarme con todos los créditos, debo mencionar sin falta al lado brillante de la creación... Sofía, a quien de cariño llamo "hija"; comenzó dentro de un juego y nuestra obsesión en común con la banda, tuvo una idea y la supe complementar, la escritura se nota muy fluida y con una gran diferencia a mis fics; fue la primera vez que trabajé en equipo con alguien, que compartí créditos con alguien y debo decir que fue una experiencia maravillosa. Nos acoplamos demasiado bien y supimos seguirnos y comprendernos la una con la otra, aunque la historia tampoco tuviera fin, escribimos lo que pudimos y gustamos.
Y así, después de un tiempo de no crear nada, llegó de pronto la última de mis ideas inconclusas... Honey Pie. Es importante para mí mencionar, que esta historia tuvo un impacto similar al de something, gustó desde el primer capítulo y atrajo lectoras nuevas, no sólo las chicas que ya me seguían.
¿Ven por qué es difícil para mí?, porque cada historia tuvo sus momentos, además, viví muchas cosas durante este período, con ustedes compartí y viví muchas cosas, ustedes me ayudaron a susperar el golpe más fuerte, crudo y mierda de mi vida... la pérdida de mi madre. Creí que no volvería a hacer nada de lo que me gustaba y que retomar mi vida, comenzando de cero, sería imposible, pero no fue así.
Por ésto, por todo ésto... gracias. Lo digo sinceramente, muy sinceramente, son especiales para mí, no imaginaba que escribir me haría conocer personas increíbles y divertidas, no sólo de mi ciudad, ni de mi país, ¡sino de otras partes del mundo!; me quedo con un poco de todas y espero que ustedes se queden con lo mejor de mí, lo poco que haya podido ofrecerles. Me siento afortunada por haber podido platicar y profundizar un poco más con algunas chicas.
Gracias a todas por sus comentarios, sus ánimos, sus bromas y sus exigencias jajaja, han sido tres años muy divertidos conociendo gente, aunque algunas ya no siguen en contacto conmigo aún las recuerdo.
Me voy, no como los grandes, ni mucho menos satisfecha, pero al menos contenta por haber escrito una novela o fanfic de 410 capítulos sin ser profesional, sin haber estudidado previamente algo ligado a la escritura y sin tener al talento que me respaldara; me quedo contenta al ver que todas mis historias fueron bien recibidas, que emocionaron a más de una chica y que fueron recomendadas. Es justo decir que me causa más alegría haber tenido las lectoras más dulces y leales que cualquiera haya podido tener jaja, jamás pediría más, con las que llegaron y se fueron y las que llegaron para quedarse; y es más justo decir, que si tuviera que mencionar al menos un motivo por el cual sentirme satisfecha y orgullosa, es por pertenecer a esta comunidad de escritoras de FanFics de The Beatles, este círculo que hemos creado, aunque no nos conozcamos todas y aunque unas escriban más o menos que otras, de verdad, es algo que valoro muchísimo.
Quizá les haya parecido exagerado mi comunicado o despedida o como gusten llamarle, no sólo por el número de palabras jajaja (a veces se me da el choro), pero así es como lo siento y es la gran muestra de que en verdad, es algo que hago con amor.
Seguiré leyendo las demás fics, ya no encontrarán el blog en unos días, pero siempre leeré y les comentaré por Facebook. Espero poder volver algún día con una historia que al fin cuente con un final, pues no poder terminar ninguna me frustra un poco.
Sin más me despido, dandoles nuevamente las gracias por absolutamente todo lo que me dieron, y deseandoles siempre suerte en todo, si quieren seguir teniendo contacto conmigo, saben que pueden encontrarme en Facebook :).
Las quiero mucho...

Frida












sábado, 1 de febrero de 2014

Whatever...#136



Era simpatico ¿no?, ambas sabíamos que llevábamos esas gafas puestas porque extrañábamos aquellos tiempos donde todo iba aparentemente bien, porque sentíamos que así llevábamos algo de ellos con nosotras, y que no había otra razón que moviera el mundo y la razón de una Padmore, que Un Gallagher...

Al llegar a la escuela fuimos hasta su salón y ahí ya estaba Chris acomodando el trabajo que habían hecho juntos, Jane  me había dicho que llegaría veinte minutos tarde. Al ver todos los proyectos me topé con el de Liam, que apesar de haberlo hecho en equipo él puso su nombre hasta arriba y con letras mayusculas, lo cual por lógica me causó risa.
-Si lo sé, será el ganador- dijo Liam acercandose por detras
-Hey !, les quedó muy bien, me sorprende de hecho- dije mientras veía su trabajo
-¿Ah si?, ¿por qué?-
-Pues para que lo hayas hecho tú, pues...- dije burlona y él me dio un ligero golpe en la frente con su palma y ambos nos reímos.
-Por cierto, hoy quiero presentarte a alguien muy especial para mi.
-Ya lo conozco Sofía, es mi hermano ¿recuerdas?- dijo entre risas
-Bueno, alguien más que también es muy especial para... aprate de ti, antes de que me salgas con otra broma.
-Ok ya entendí no te preocupes... hey, ¿esos lentes no eran de Noel?
-Tú lo has dicho... eran- contesté con una gran sonrisa
-¿Por que los traes?, es raro verte con lentes, bueno de sol.
-Ah pues, lo extraño, sé que lo extrañaré demasiado apartir de mañana- dije un poco seria, me dolía demasiado- y esta es mi forma de amm... pues, no sé como decirtelo- me dio pena al intentar decirle a Liam que esa era una forma de sentir a Noel conmigo aunque él lo entendió.
-No te preocupes creo que entiendo a que te refieres, no te esfuerces- dijo con una sonrisa burlona y abrazandome, en ese momento que ambos sonreíamos noté que su mirada se quedó fija en cierta dirección y sus facciones se ponían serias poco a poco, al mirar hacia donde él, vi a Frida entrando al salón con su andar tan... peculiar, aún traía puestos los lentes; por inercia volteo hacia donde nosotros y ella y Liam cruzaron miradas, o eso creo. Ella se giró de inmediato y no se acercó a saludar, pues lo sucedido una tarde antes le había dejado muy en claro que Liam no quería hablar con ella ni por error.
-¿Ya viste?, trae puestos los lentes que le regalaste- le dije mirandolo con cierta perspicacia, él aún la miraba y después se dirigió hacia mi.
-¿Y con eso que quieres decir?
-Pues que si yo me puse los lentes de Noel porque lo extraño, ella se puso esos por alguna razón ¿no?- él me miró sorprendido y confundido a la vez, pero no dijo nada- en fin, piensalo, iré a ver si se le ofrece algo a Frida. -Caminé hasta donde estaba ella y al mismo tiempo llegó Anton junto a ella y Chris, Frida se quitó los lentes y los guardó con mucho cuidado.
-Oh... Sofí, te presento a Chris, es mi amigo y él es Anton, su hermano- dijo ella sonriente, yo los miré y ambos me sonrieron amablemente
-Ya te conocía de vista, pero me da gusto que nos presenten- dijo Chris Sonriendome
-Si emm... lo mismo digo- dije un poco nerviosa, pero intenté ser amable
-Es un placer conocerte Sofí- me dijo Anton -"Sofí?, y desde cuando la confianza?"- pensé aunque en verdad su sonrisa era linda, estreché su mano y después miré a Frida.
-¿Se te ofrece algo?- pregunté
-No, ¿que habría de faltarme?
-Cierto.- en ese momento Frida sonrió y miraba a alguien en la puerta
-¿Ya viste quien acaba de llegar?- al verla tan sonriente supuse que se trataba de Noel, así que sonreí, al mirar la puerta vi entrar a Jane, y detrás de ella venía su incomodo primo, lo cual me dejó un poco helada.
-¿Y ese que hace aqui?- pregunté molesta de inmediato, pero a Frida le importó un pepino ya que caminó pronto a saludarlos.
-Jane viniste!- saludó Frida sonriente
-Claro, perdon por la tardanza
-No te preocupes, aún no empieza la presentación.
-Genial... ¿y Sofí?- preguntó buscandome con la mirada entre todos los que estaban dentro del salón
-Está por allá... por cierto Hola- dijo Frida saludando sonriente a James
-Hola Frida, es un gusto verte de nuevo, me interesó venir a ver el proyecto que habías estado haciendo, espero no te incomode mi presencia- le decía lo más cordial posible
-No para nada, al contrario, me alegra verte por aqui... pero vayan a saludar a Sofí, sé que quiere verlos- dijo entre risitas porque sabía que él, era la ultima persona a la que esperaba ver. Jane caminó tomando de la mano a James, aunque en si parecía arrastralo con ella.
-Hola Sofí!, lindas gafas.
-Oh cierto- recordé traerlas puestas así que me las quité- Hola Jane, pensé que al final no vendrías.- intenté parecer normal
-Oye tanto tiempo sin vernos, no desaprovechare ni un momento juntas.
-Pero vivirás aqui de nuevo!
-Ya sé pero aún así no lo desaprovecharé... por lo visto tú no me extrañabas tanto- dijo fingiendo tristeza
-Ay ya, ya sabes que también te quiero pequeña- le dije sonriente
-am.. cofcof- tosió disimuladamente James y fue entonces que lo miramos
-Saluda, ¿se te ha olvidado la educiación?- le reprochó Jane y James sólo volteó hacia otro lado
-Hola Sofía ¿como estás?- preguntó amable, aunque en si parecía calcular mis reacciones hacia él
-Muy bien- contesté como si nada
-Ah pues... me alegra saberlo.- yo sólo asentí con la cabeza y recordé a Liam.
-Por cierto!, Jane ven conmigo, tengo que presentarte a alguien!!- dije demasiado euforica, la tomé de la mano y la llevé a grandes pasos, casi corriendo hasta donde estaba Liam, James sólo nos miraba. Al estar fente a Liam sentía que la emoción me comía viva.

Sabi y Nerea, debo agradecerles con la mano puesta en el corazón, por leer aún ésta historia, me alegra mucho que les siga gustando a pesar de que creí que no era del interés de nadie más jaja. Les reglo el capítulo y va dedicado a ambas.

sábado, 25 de enero de 2014

Capítulo...#135